TRASTORNOS PLEURALES


Los trastornos pleurales se relacionan con problemas que afectan el normal funcionamiento de la pleura, una fina membrana que envuelve el exterior de los pulmones y recubre la parte interna de la cavidad torácica. Justo entre ambas membranas existe una cierta cantidad de líquido que facilita el deslizamiento entre ellas con cada inhalación y exhalación.

Por supuesto, al igual que puede suceder con cualquier componente de nuestro organismo, pueden presentarse problemas con esta membrana, a los cuales se les denomina trastornos pleurales y que mencionaremos a continuación.

¿Qué tipos de trastornos pleurales existen?

Básicamente, los trastornos de la pleura pueden clasificarse en 4 tipos:

  • Pleuresía: consiste en una inflamación de la membrana que trae como consecuencia dolor punzante al respirar.
  • Neumotórax: se trata de un depósito de aire o de gases que se produce dentro de la membrana, produciendo dolor agudo, fatiga y aceleración del ritmo cardíaco. Se le identifica también por originar un tono azulado en la coloración de la piel.
  • Derrame pleural: uno de los trastornos más comunes, se entiende como una acumulación excesiva de líquido dentro de la pleura. Usualmente no presenta síntomas y por sí solo no representa mayor peligro.
  • Hemotórax: implica la acumulación de sangre en la membrana pleural y, al igual que el neumotórax, puede producir fatiga, ritmo cardíaco acelerado y pérdida considerable de peso.

tipos de trastornos pleurales

¿Qué provoca la aparición de los trastornos pleurales?

Los problemas de la pleura pueden ser ocasionados por distintos factores, pero los más relevantes suelen ser:

  • Las infecciones por virus.
  • La insuficiencia cardíaca congestiva, que representa la causa más común de estos trastornos.
  • Las afecciones pulmonares, tales como la tuberculosis y la enfermedad de obstrucción pulmonar crónica.

Los trastornos pleurales pueden comprender delicadas condiciones médicas que, por supuesto, deben ser tratadas por un especialista de la salud, quien indique las medidas a tomar, a partir del diagnóstico y la evaluación previa del paciente.

Por ello, una vez experimentados y detectados los síntomas de un trastorno pleural, es indispensable acudir con un médico de cabecera para conocer si se trata o no de un problema en el funcionamiento normal de la membrana y poder atacarlo de la forma adecuada.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…